FERNANDO CABRERA | Actor de doblaje, imparte un taller en la Escuela de Doblaje de Asturias

Fernando Cabrera, ayer, en la Escuela de Doblaje de Asturias. JUAN PLAZA

“Poner la voz de Sheldon Cooper me ha aportado mucho también en lo personal”

“El doblaje de ‘El despertar de la fuerza’ no fue agradecido debido a las medidas de seguridad, pero sí participar en una saga como ‘Star Wars’ “

LA NUEVA ESPAÑA. J. L. Argüelles 

Es tinerfeño de 1969, pero ni rastro de acento canario salvo que hable con su gente querida de la isla. “Si me llama mi madre por teléfono, me sale al instante”, dice. El actor de doblaje Fernando Cabrera ha participado en decenas de series y películas, de “The Big Bang Theory” a “Ratatouille”, “Las crónicas de Narnia” o “Star Wars”; de “Harry Potter y la cámara secreta” a “X-Men”, “Expediente X”, “Los Soparano, “Shameless US” o “Érase una vez”, donde puso la voz de Merlín. Está en Gijón. Imparte varias clases en la Escuela de Doblaje de Asturias, donde ayer ofreció, además, una charla a alumnos y admiradores.

-¿Un actor de doblaje es alguien que pone voz a otra persona, animal o cosa, o es algo más?

-No se trata sólo de poner la voz, sino de aportar alma y sentimiento. Somos actores, en definitiva, así que el doblaje es otra manera de actuar desde otra línea del cine, el teatro o la televisión.

-¿Qué cualidades precisa un buen doblador?

-Se piensa, normalmente, que ha de tener una voz fantástica. Y no es así. No se trata de eso. De hecho, yo no tengo una voz peculiar o poderosa. De lo que se trata es de saber utilizarla. Un poco lo que decía: hay que tener capacidad actoral, de interpretación.

-¿Es una profesión en la que uno ingresa al no poder hacer carrera como actor o hay actores de doblaje vocacionales?

-Yo estoy en el doblaje por vocación. Me gusta desde que era pequeñito. Y pasé mi infancia y mi juventud intentando ser una actor de doblaje. Y aquí estoy. Y si repaso la trayectoria de mis compañeros, pues la mayoría está en mi mismo caso. Puede haber alguno que acabe en doblaje después de haber tocado otros palos, sin querer, pero en general no es un reducto de personas frustradas. No, no lo es.

-¿Como ha ido su carrera?

-Yo llegué, como decía, queriendo llegar. Primero, averiguando cómo se llegaba, cómo se entraba en este mundo. Y, a partir de ahí, dando todos los pasos necesarios, sin más. Empecé por enterarme dónde había una escuela, para apuntarme y aprender la técnica. Después me dediqué a ir por los estudios; primero, de oyente para ver cómo lo hacen los profesionales, y, a partir de ahí, me vino una prueba. Es un peregrinaje en el que, como se dice, el que la sigue la consigue, así que el trabajo va dando sus frutos.

-¿Cuesta meter la cabeza en la profesión?

-Lo que puede costar en cualquier otra. No creo que sea más difícil. Puede parecerlo desde el desconocimiento de no saber dónde hay una escuela o un estudio, pero hoy en día, con la tecnología, Google y todo lo demás, no es nada difícil averiguar las cosas.

-¿No deberíamos ver las películas en versión original con subtítulos?

-¿Deberíamos? Pues no sé, que cada una las vea omo prefiera, ¿no? Para eso están las distintas opciones, digo yo.

-¿Tienen sentido las escuelas de doblaje como la que hay en Gijón?

-Sí, claro, claro. Son lugares en los que se aprende una profesión que tiene salida.

– ¿Cuales son los papeles que ha hecho como doblador que prefiere?

-El de Sheldon (Cooper) me gusta mucho. Es un personaje que me ha aportado mucho, tanto en lo profesional como en lo personal. Y con el que técnicamente he aprendido mucho. Hay otros personajes que me encanta doblar debido a que el actor es bueno o muy bueno, porque te transmite con su mirada, por ejemplo. Cuando doblas a un buen actor te aporta mucho más,  con lo que el trabajo resulta mucho mejor, más agradecido. Eso me ocurre, por ejemplo, con Phillip “Lip” Gallagher, el actor de “Shameless US”.

-Ha puesto también la voz de uno de los malos de “Star Wars”, Kiylo Ren, en “El despertar de la fuerza”…

-El doblaje en sí no fue agradecido porque es una superproducción con muchísimo secretismo y muchas medidas de seguridad y confidencialidad. Nosotros doblábamos sobre una pantalla que no ofrecía las mejores condiciones visuales, asé que no veías bien lo que doblabas. En ese sentido no fue agradecido. Sí lo fue que es un personaje de la saga de “La guerra de las galaxias”, con todo lo que eso conlleva.

-Hay espectadores que prefieren la voz de los dobladores a la de los propios actores doblados. Supongo que eso será siempre una satisfacción

-No sé, creo que cada persona prefiere la voz de cómo está acostumbrado a ver la película o la serie de televisión. Quien lo ve en versión original, suele preferir la voz del actor. Y al revés, quien ve la versión doblada prefiere la voz del doblador. La preferencia viene marcada por la costumbre. Es verdad que he encontrado personas que me dicen que suelen verlo todo en versión original salvo “The Big Bang Theory”; la prefieren en versión doblada. Eso me satisface, claro, y me sube el ego.

-En España se dobla casi todo, así que el nivel de la industria de doblaje será bueno, supongo.

-Pero no sólo en España, también en otros muchos países. Tenemos fama de que en España es donde mejor se dobla. No lo sé. Seguro que en Italia, Francia o Alemania dicen lo mismo. Ahí estamos, en esa lucha.

-Parece que en Madrid, donde se concentra buena parte de la industria del doblaje, tienen problemas…

-Estamos en huelga porque tenemos un convenio y unas condiciones que son las mismas desde 1993. No se ha revisado nada, ni siquiera los índices de precios al consumo. El actor de doblaje ha perdido el 70 por ciento casi de poder adquisitivo. Ha llegado el momento en que hemos dicho: “Hasta aquí hemos llegado”. Hay que revisar también la normativa. Es la misma de cuando era todo analógico, no digital como ahora.

Hacer clic en la foto del periódico para agrandarla

Related posts

Leave a Comment